Amaro Costa: “Para firmar hay que trabajar y no bajar los brazos”

0
690

Amaro Costa Blanco, pitching coach de la Selección Argentina y scout de los Piratas de Pittsburgh, charló con Diamante Albiceleste sobre su historia.

Edición: Tomás Montibelli

El coach de lanzadores de la Selección Argentina de Béisbol y buscador de talentos de los Piratas de Pittsburgh, Amaro Costa Blanco, dialogó con Diamante Albiceleste sobre su historia y el trabajo que realiza en para la Federación. Además, contó qué busca en los jugadores para llevarlos hacia el profesionalismo.

¿Cuándo llegaste a la Argentina y por qué? 

Yo llegué a la Argentina en el año 1993 invitado por un señor que conocí en Cuba, y estuve de visita durante 2 meses aquí. Conocí a mi esposa y en el 94’ me asenté ya en el país.

¿Ya en 1994 arrancaste a jugar en la liga o cuando fueron tus comienzos?

Yo empecé a jugar en 1995 cuando me contacté con la gente de Ferrocarril Oeste donde salí campeón.

¿Cómo fue ese paso multicampeón con Independiente?

Si, 14 campeonatos ganamos con ese Independiente, teníamos un gran equipo y fue un lindo paso, luego ese equipo se desintegra y paso a Vélez, donde en 5 años gane 75 juegos, con 54 años.

¿Cómo vez el nivel en la actualidad el nivel del Béisbol Argentino en comparación a cuando vos llegaste el país?

El nivel cuando llegué era interesante, pero creo que el nivel en estos momentos es más parejo. Hoy en día veo pitcher con más velocidad que antiguamente.

¿Dónde jugaste en Cuba, qué ganaste, qué perdiste…?

Bueno en Cuba en el año 1974 hice el equipo de Cuba Juvenil que era lo máximo que podía aspirar en ese momento porque son los 20 mejores peloteros del país que van en ese momento. Luego de eso estuve un tiempo estancado, es decir, que no mejoraba y cuando me fue pasando el tiempo y me formé más como pitcher. Ahí si logré jugar en serie provincial y nacional.

¿Cómo son los campeonatos en Cuba?

Allá la serie nacional son 99 juegos, pero antes de ellos son etapas base. Las etapas bases se las llama Serie Provincial, que se disputan el municipio en el que se reside.  De allí te ven y te seleccionan si es que has tenido un buen rendimiento para la serie Nacional. Prácticamente es un torneo de diez meses, casi todo el año.

¿Qué tan famoso es un jugador de primera división allá en Cuba?

Es bien famoso. Llega a un restaurant y si la gente lo ve, lo reconoce y lo hacen pasar. Tienen sus cosas positivas y sus cosas negativas, es como el futbol acá se podría decir.

Al poco tiempo que llegaste a nuestro país además de jugador comenzaste a ser busca talentos de para equipos de Grandes Ligas ¿Cómo te iniciaste o cómo llegaste a ser busca talentos?

Bueno me inicie en el año 2000, de la mano de un contacto amigo mío en Cuba y que jugó muchos años conmigo. Él ya era buscador de talentos de las Grandes Ligas. Habló con él en ese momento y le comento que tenía un cátcher que tenía condiciones (Juan Pablo Angrisano). Luego de eso viajo a República Dominicana con el cátcher y ahí le hicieron una prueba para Arizona y queda seleccionado. Al mes siguiente mantuve el contacto y comencé a trabajar para Arizona. Después trabajé para Washington un tiempo. Hasta la fecha hemos contratado 17 muchachos en distintas organizaciones.

¿Cuál es la posibilidad de que algún argentino vuelva a firmar en las ligas mayores?

Aquí tenemos buenos jugadores, pero todavía no hay prospectos para jugar en las Grandes Ligas ya que son necesarias algunas herramientas particulares para ser jugador allí. Igualmente creo que el próximo año o el otro creo que podemos tener algún jugador contratado.

¿Qué es lo que busca hoy un scout de las mayores?

Bueno, mayormente se busca que tenga al menos 2 herramientas sobre 5 posibles, aunque con 2 ya estas apto para una firma.

¿Cuáles son las herramientas para aquel que no comprende sobre el tema?

Las herramientas son varias entre ellas están: la velocidad de piernas, la fuerza de brazos, el bateo, las manos y la última es la disposición o actitud que tenga para jugar.

Su ingreso a la Federación Argentina de Béisbol

¿Cómo ingresaste a trabajar en la Selección Argentina?

Con la selección llevo 3 años ya. Al principio estuve distanciado porque no compartía mucho la forma de trabajo. Yo siempre quise formar parte de la selección, aunque se complicaba por estas diferencias. Un día me llamaron, nos reunimos y se pudo cerrar. Yo creo que las cosas se dan en su momento y por algo así que antes no sucedió porque no tenía que suceder.

¿Qué te encontraste en la selección?

En la selección, primero estuve en un Panamericano y ahí empecé, aunque con la mayor llevo 1 año y medio. No me llevé muchas sorpresas porque ya conocía el ámbito del Beisbol aquí y comprendía como era.

¿Qué debería trabajar Argentina para desarrollar más lanzadores?

El problema es que los lanzadores son mayores de 20 años y es difícil que a una edad más avanzada pueda subir millas. Porque para subir millas es necesario agarrar al muchacho más joven para trabajarlo. Lo que yo trabajo hoy en día es más referido al control de la pelota más que a la velocidad.

¿Cree usted que es más fácil llegar a las Grandes Ligas siendo un lanzador que un jugador de posición?

Si, en caso lo que estás diciendo es muy lógico porque el jugador de posición de aquí está en desventaja con jugadores de otros países porque tienen menos competencia, y el béisbol es un deporte de jugar, jugar y jugar.

Pasando a tu rol de Coach ¿Tenés alguna impronta personal o algo que te identifique que te gustaría inculcarles a los lanzadores?

Yo siempre cuando converso con los pitcher les pido mantener el control como primordial. Quiero que tengan un buen comando ya que en Grandes Ligas lo puedes ver que los mejores pitcher no son los que tiran más duro sino los que tienen mejor comando.

¿Sos de hacer una preparación para partidos importantes, como por ejemplo la final del Sudamericano, los diferentes lanzamientos del pitcher con el cátcher o sea hacer un plan de juego según cada jugador o bateador?

En particular no, pero contra Brasil nos juntamos antes del partido sobre la estrategia y el problema de ellos con la bola pegada y vimos los resultados. En general les doy la libertad a ellos que hagan sus lanzamientos, pero si hay un momento determinado del juego que hay que pitchear con mis señas del banco ellos lo han hecho sin ningún problema.

¿Cómo fue la preparación del equipo para el último sudamericano en el que se consiguió el acceso a los panamericanos?

Mira la preparación fue muy buena, inclusive estuvimos concentrados cerca de 2 semanas antes de empezar la competencia. Pudimos hacer partidos de entrenamiento, pudimos hacer los ajustes, en el área que me toca a mí pude hablar con los pitcher para solucionar la deficiencia que yo veía y pudimos llegar en plenitud por suerte. Fue importante que cada uno haya aportado su granito de arena.

Por último Amaro Costa remarcó estar “muy contento de ser parte de este proceso. Y es un llamado para el resto de los jugadores porque estos muchachos que pudieron firmar fue porque ellos trabajan a conciencia, yo a veces ni lo chequeaba y sabía que ellos estaban trabajando a conciencia. Yo pienso que todos pueden, pero para ello hay que trabajar duro y nunca hay que bajar los brazos. Mi mejor temporada en Cuba la tuve a los 31 años así que este es un deporte bastante generoso con relación a las edades.

Entrevista realizada por Matías Ochoa, Julián Fieger y Diego Beccacece

Diamante Albiceleste (martes 21hs por Radio Punto Am1400 – www.radiopunto.com.ar)